BANNERRESERVA

La Vera es una comarca rica en fiestas; el carácter alegre de sus habitantes, su casi inabarcable folclore, que sigue vivo gracias a mayores y jóvenes.

La riqueza natural de la zona, hacen que el calendario esté salpicado de festividades.

Entre las más conocidas, por su peculiaridad, teatralidad y reconocimientos turísticos encontramos:

El Pero Palo, fiesta de Interés Turístico Nacional. Se celebra en Villanueva de la Vera coincidiendo con el Carnaval.

Su origen es un misterio, aunque se data, en su forma actual, allá por la Baja Edad Media.

Sobre lo que le sucede al Pero Palo y el porqué de la fiesta, hay diversas teorías que intentan explicar el ajusticiamiento.

Se trata de una fiesta con un guión riguroso, que se ha mantenido a lo largo de los siglos, en la que participa todo un pueblo ajustándose cada uno a su papel.

Empalaos - Veraguaocio

Los Empalaos, fiesta de Interés Turístico Regional, se celebra en Valverde de la Vera durante la madrugada del Jueves Santo.

Se trata de una fiesta ancestral cuyas coordenadas son el recogimiento, la penitencia, el sufrimiento y el fervor religioso,.

Lleva a unos hombres a “vivir” la pasión de Cristo en sus propias carnes.

Recorren las sinuosas calles de Valverde descalzos, con el torso y los brazos rodeados por apretadas sogas de esparto que sujetan un timón de arado que da forma a la cruz.

Con la cabeza cubierta por un velo y ceñida por una corona de espinas, recorren el pueblo.

Es un ritual doloroso, donde el público siente la angustia del penitente desde el silencio y el respeto.

Escobazos - VeraguaOcio

Los Escobazos, fiesta de Interés Turístico Regional. Se celebra en Jarandilla de la Vera la noche del 7 de Diciembre.

Existen distintas teorías que intentan explicar el origen y significado de esta fiesta.

La más aceptada la que nos habla de la llegada de los pastores al pueblo, después de haber pasado una larga temporada con sus rebaños en la sierra.

Es una fiesta del fuego, donde todo un pueblo enciende ramas de escobera y juega a golpearse con ellas.

Con esta fiesta se anuncia la procesión en la que jinetes, también portando escobas encendidas, recorrerán todo el pueblo acompañando al estandarte de la Virgen.